HOT News Portal - шаблон joomla Книги
 

Soberanía Alimentaria: Aportes para el debate

Resultado de imagen para soberania alimentariaElmer Peña (Yembatirenda - Tarija)

El marco referencial en el que queremos situar esta conversación es el de la soberanía alimentaria en el país, para ello hablaremos de cuatro aspectos del tema que consideramos están muy interrelacionados, por una parte las percepciones que tenemos sobre las nociones de seguridad alimentaria, otro campo es el de la estructura y características de los sistemas de producción de alimentos, un otro aspecto está referido a los patrones y dinámicas que tienen nuestros hábitos de consumo y finalmente los grados de independencia política que tenemos para definir nuestras estrategias de autosuficiencia alimentaria, en esta primera parte trataremos sobre los dos primeros aspectos.

ESCUCHA EL AUDIO DE ELMER PEÑA SOBRE SOBERANÍA ALIMENTARIA: https://audiomack.com/song/losmuros/los-muros-2018-elmer-soberania-alimentaria-parte-1

Partamos por el plano de la seguridad alimentaria; si lo vemos desde el punto de vista nutricional y de salud, el elemento esencial básico para la vida es la ingesta de alimento en adecuada cantidad calórica que garantice nuestras funciones vitales, pero dicho alimento también deberá reunir ciertas condiciones de calidad y por ello contenga en sus componentes un adecuado balance energético, proteico, vitamínico y de minerales, además libre de elementos tóxicos y contaminantes que puedan afectar a los seres que los consuman. Ahora, el pequeño gran detalle para alcanzar las condiciones señaladas de seguridad alimentaria, debemos tener la posibilidad de acceder a este alimento, sin embargo esta posibilidad se encuentra signada por el lugar en donde vivas y el volumen de recursos económicos con que cuentes, es evidente que sectores poblacionales que habitan las periferias de los centros urbanos y poblaciones rurales que viven en zonas de producción a secano o temporal tendrán mayores dificultades para cubrir sus necesidades alimenticias por insuficiencia de ingresos monetarios, pero las posibilidades de acceso irán mejorando en aquellas poblaciones rurales que cuentan con riego y poblaciones urbanas que tengan actividades laborales que generan mayores volúmenes de ingreso; no obstante el acceso está también condicionado a que los alimentos existan en disponibilidad suficiente, ahora, si bien en los centros urbanos generalmente existe alimentos disponibles en cantidades suficientes y algunas veces en exceso, sin embargo también por condiciones climáticas regionales adversas a la producción existen temporadas que disminuyen en cantidad ciertos productos y con ello se incrementen sus precios, aunque exista posibilidad de encontrar otros productos que pueden reemplazarlos, pero no es la misma situación en las comunidades rurales, especialmente en las más alejadas las cuales tienen restricciones en la frecuencia de transporte con los centros de aprovisionamiento, situación que afecta su posibilidad de acceder a alimentos que no producen localmente, estas variables hacen que una buena parte de la población no tengan una dieta adecuadamente balanceada. En cuanto a los mecanismos de control que evalúen el grado de toxicidad o nocividad que tengan los alimentos posiblemente se circunscriben en su gran mayoría a los registros sanitarios de productos alimenticios industriales o el estado de descomposición de los productos cárnicos, al momento todavía se obvia el control de residuos de agro tóxicos en verduras, frutas, granos y cereales que son productos con grandes volúmenes de ingesta por la población. Si bien estos elementos atañen a la seguridad alimentaria, vistos desde la perspectiva de soberanía alimentaria esta se expresaría en la posibilidad que tengamos como país de una autosuficiencia en la provisión de productos alimenticios en los volúmenes que necesiten y satisfaga a la población, por otra parte que se encuentren a disponibilidad en cuanto a variedad y diversidad de los mismos, de acuerdo a los requerimientos biológicos como culturales de la población, además que exista una continuidad en esta provisión y que estos alimentos sean inocuos para la población.

 

Para tener un acercamiento a las características de la provisión de alimentos es necesario conversar sobre los sistemas de producción agropecuaria del país, en el cual existe una gran variedad de climas y topografías los mismos que como base material posibilitan la producción de una alta gama de productos alimenticios, que son destinados en su gran mayoría a la provisión de los mercados urbanos de las capitales de departamento, otra para el autoconsumo y existe también producción que se destina para la exportación, pero podríamos caracterizar que al menos prevalecen cuatro sistemas de producción tipo; uno serian los sistemas de producción familiar que se hallan fuertemente articulados al mercado, generalmente se desenvuelven entorno a las grandes ciudades, algunos con mayor ventaja por las posibilidades de contar con riego; proveen principalmente hortalizas, tubérculos, en menor medida cereales y materia prima para las industrias lácteas, las excepciones podrían ser las comunidades cercanas a la ciudad de Oruro y Potosí; al ser su dinámica centrada en la comercialización de productos frescos y contar con superficies reducidas para el cultivo utilizan de forma plena la mano de obra familiar y muy eventualmente contratan jornaleros, también han ido asumiendo tecnologías que garanticen e incrementen los volúmenes de producción y reduzcan los riesgos, por ello existe una creciente incorporación de abonos químicos industriales, pesticidas, herbicidas, hormonas de crecimiento, incorporación de animales mejorados, cría estabulada de bovinos y porcinos, de tal forma que tienen cierto grado de especialización; de forma gradual también en estas zonas se van desarrollando sistemas de producción empresarial pequeña que tiene un mayor grado de especialización y alta intensidad de mano de obra contratada en ramas como la avicultura, la viticultura.

Resultado de imagen para valentina campos pinturaOtro sistema de producción también de características familiares es el que se desarrolla en comunidades que están más alejadas de los centros urbanos, cuya orientación combina la producción para su consumo y el destino de los excedentes u otro producto especifico para la comercialización, generalmente aprovisionan a los mercados próximos de ciudades intermedias y a los centros urbanos con granos, cereales, tubérculos, frutas y carne, combinan tierras de cultivo a riego, tierras de cultivo a temporal y zonas de pastoreo comunal extensivo, en cuanto a tecnología para el laboreo del suelo utilizan tanto tracción animal como mecánica, el uso de insumos externos tiende a ser restringido pues buscan reducir los costos directos, como no existe un flujo continuo de ingresos, la mano de obra familiar complementa sus ingresos de las actividades agrícolas con migraciones esporádicas a centros urbanos para realizar trabajos asalariados.

Un otro sistema de producción es el familiar de subsistencia, que se desarrolla en aquellas comunidades donde su producción es enteramente a temporal, generalmente ubicadas en áreas de ladera o en tierras de carácter marginal de baja productividad, se cultivan y crían animales destinados específicamente para el consumo, como la actividad agrícola es temporal y la garantía de su producción es incierta, hace que la mano de obra familiar tenga una alta movilidad migratoria , quedando generalmente al cuidado de los animales las personas mayores, a nivel tecnológico el laboreo del suelo es a tracción animal, abonado natural y muy poca utilización de insumos externos, el volumen de aprovisionamiento de productos hacia los centros de consumo es mínimo en cuanto a cultivos y un poco mayor en animales.

Finalmente esta el sistema de producción de la gran empresa, ésta ha desarrollado complejos agroindustriales encadenados, asentados principalmente en el oriente del país los cuales cultivan como materias primas principales, soya, girasol, maíz y sorgo; con los dos primeros producen aceites comestibles y como productos secundarios de esta industria las tortas de soya y girasol que combinadas con el maíz y el sorgo, se constituyen en la base de los alimentos balanceados que se utilizan para alimentar los complejos avícolas productores de carne y huevos, como también suplemento alimenticio de porcinos, bovinos lecheros y de carne en grandes cabañas de cría, sin embargo estos suplementos también son adquiridos por los criadores de las unidades de producción familiar, por otra parte han integrado la producción de trigo con complejos industriales de transformación en harinas, fideos y galletas, además tienen una gran superficie destinada a la producción de arroz; tecnológicamente la producción de los cultivos están altamente mecanizados para el laboreo y cosecha, siendo el control de malezas y pestes con productos químicos de rociado mecanizado, por tanto con una baja utilización de mano de obra, además se encuentran en continua expansión con habilitación de tierras a costa de la deforestación de los bosques naturales; a nivel de aprovisionamiento estos sistemas de forma directa e indirecta están a cargo de la provisión masiva de aceites, carnes y derivados lácteos a todo el país

Desde el punto de vista de la seguridad alimentaria, por las características heterogéneas climáticas y de superficie que tiene nuestro país, existe una gran variedad de alimentos que se producen, que evidentemente tienen la posibilidad de llegar a los centros urbanos; en cuanto a cantidad al parecer tenemos la posibilidad de satisfacer la demanda de los centros urbanos, sin embargo existen grandes deficiencias de cantidad y variedad para las comunidades rurales que son periféricas con respecto a los centros urbanos, desde una perspectiva de soberanía alimentaria observamos dos aspectos: tanto los sistemas productivos familiares ubicados cerca de las ciudades, como los complejos agroindustriales de la gran empresa, son los que mayor volumen de provisión de alimentos generan, tecnológicamente sus procesos productivos se asientan fuertemente en insumos externos, que no son producidos en el país y esto de una u otra manera significa un carácter de dependencia con los proveedores de estos insumos; otro aspecto es la producción de alimentos de consumo masivo como son las carnes, los aceites, las harinas, el arroz, que están a cargo de un sector poblacional reducido que controla la tierra, la tecnología, el capital y absorbe las utilidades generadas en el proceso de producción de alimentos, orientación que hace bastante vulnerable nuestra soberanía alimentaria.

En la siguiente parte conversaremos sobre las dinámicas de nuestros hábitos de consumo y la independencia política que tenemos para definir nuestras estrategias de autosuficiencia alimentaria.